Aptitud y motivación en el aula

Hoy me gustaría detenerme en dos conceptos importante en el ámbito educativo: la aptitud y la motivación.

APTITUD

A menudo decimos aptitud con epe para diferenciarlo de actitud con ce. La aptitud se refiere a las capacidades responsables de adquirir un conocimiento.

En investigación son importantes los gemelos univitelinos, la característica fundamental es que comparten su composición genética, obviamente son del mismo sexo. En cuestión de aptitudes se ha determinado que este tipo de gemelos cuando han sido educados en ambientes diferentes han desarrollado aptitudes diferentes, por lo que destaca la importancia del ambiente en su desarrollo.

El investigador Thurstone, que tiene el honor de dar nombre a una escala, consideró que existen las siguientes aptitudes primarias: habilidad numérica, fluidez verbal, comprensión verbal, memoria asociativa, razonamiento, habilidad espacial y rapidez de percepción.

Las baterías aptitudinales, los cuestionarios y los tests que se aplican no son predictores del rendimiento escolar.

Hay una tendencia en el ámbito escolar a clasificar individuos y justificar fracasos escolares tras la pasación de instrumentos que miden las aptitudes en detrimento de la mejora del rendimiento escolar.

No debemos olvidar el carácter bidireccional entre la inteligencia y el aprendizaje. Los procesos cognitivos son necesarios para el aprendizaje, pero esta también lo es para el desarrollo y funcionamiento de la inteligencia.

 

MOTIVACIÓN

¿Por qué a veces no sentimos ganas de hacer algo que debemos hacer? Deberíamos plantearnos qué significa para nosotros a nivel lógico, psicológico y funcional. Además deberemos tener en cuenta la historia que hemos tenido, es decir, los éxitos o fracasos con la conducta en cuestión. Tendremos motivación o no. 

Etimológicamente motivación viene de motere, moverse hacia algo. La motivación orienta nuestra conducta.

Toda conducta, sea la que sea se encuentra motivada, La motivación puede ser exterior (extrínseca) o interior (intrínseca). Si hacemos una lectura humanista de la motivación nos encontramos con aspectos fundamentales como la libertad personal, la elección, la autodeterminación y el anhelo de desarrollo personal.

La conducta motivada tendría tres fases:

  • Carencial: toda conducta surge de una necesidad que perturba la adaptación tanto al medio interno como externo.
  • Dinámica: el organismo busca el equilibrio.
  • Reductiva: cuando el objetivo se alcanza se satisface la necesidad

Los alumnos aprenden cuando actúan ante una tarea “movidos desde dentro”.

Se dan tres planos en los sistemas motivacionales: individualista, competitivo y cooperativo.

Recopilamos y procesamos sus datos de acuerdo con la Regulación General de Protección de Datos (GDPR) y nuestras Políticas para proporcionar nuestros servicios y permitir el correcto funcionamiento de este sitio web. Sus datos e informaciones sobre el uso de nuestro sitio se recopilan a través de cookies y/u otras herramientas, y pueden compartirse con terceros. ACEPTAR
Aviso de cookies