Mis lecturas 2013

2013-04-24 19.53.25

ella y él son mis mejores lecturas

me cautivan página a página.

Así acabé el post del año pasado en el que hacía referencia a las lecturas que había finalizado en 2013 “Qué me deparará el 2013. Sigo marcándome  el mismo reto uno por mes, pero este año me gustaría aventurarme con algún clásico ruso.  Se verá.” Pues bien este año no he cumplido mi objetivo, he leído menos no ha llegado ni siquiera a un libro por mes. El año pasado fueron 22 este 7 y entre ellos ningún clásico ruso.

Diversos aspectos tienen que ver con la no consecución del objetivo entre ellos la llegada de mi segundo hijo (Mikel) lo que requiere mayor dedicación. Aunque me da la sensación que es una excusa, creo que este año he leído más en mi tablet, he descubierto feedly como sustituto de Google Reader y la verdad es que paso bastante tiempo leyendo lo que otras personas publican en la red. Considero que la lectura de libros es más útil para la adquisición de un hábito lector, está más estructurado y es más constante. Siento que tengo menor facilidad de palabra que el año pasado y es que para ello es necesaria la lectura. Este año lo he descuidado.

Empecé con Philip Roth y su “Patrimonio” que viene a ser un libro autobiográfico que describe el seguimiento de la enfermedad su padre. A pesar de Roth, que por cierto fue el último libro que leí en el Club de Lectura Ocnos de Sevilla, ya que empecé a trabajar por la mañana y me resultaba imposible acudir, noté que la inercia adquirida en el 2012 perdía fuerza y tomé la decisión de recurrir a Ken Follet que siempre me ha servido como revitalizador de mi hábito lector, leí “El invierno del Mundo” que me atrapó y aún siendo un buen tocho cayó del tirón. Muestra la historia de varias familias en el tiempo de la guerra civil española y segunda guerra mundial. Me resultó entretenido. Actualmente estoy con el primero de los libros de la trilogía del galés, “La caída de los gigantes” aunque llevo un mes de parón. Vuelvo a caer en la desidia de no encontrar el momento para leer, también me está pasando con el hecho de  hacer ejercicio.

Entre los dos libros leí “El deseo de leer” de Victor Moreno al que realicé una entrevista para el programa de radio educativo “Más escuela pública”, su libro va en la línea del “Darse a la lectura” de Gabilondo que leí en el 2012 pero incluye una serie de unidades didácticas para trabajar en el aula.

Después llegó una época deportiva en la que leí “La huella de los héroes” Arcadi Alibés, primer libro que compro para mi tablet; “Annapurna, primer 8000” de Maurice Herzog y “Nacidos para correr” de Christopher McDougall. El de Alibés es entretenido pero choca un poco que sea escrito con un estilo bloguero en un libro, no sé, vi una disonancia de estilos. El autor nos muestra como son todas los maratones olímpicos, nos cuenta como fue el maratón olímpico que se celebró en su día y también como lo realizó él posteriormente, ya que completó todos y cada uno de ellos. Por aquel entonces me rondaba la idea (ahora es más débil) de realizar una maratón y cogí el libro con muchas ganas. El de Herzog sobre la primera ascensión a una de las cumbres de más de 8000 m de altura de la tierra, no me acabó de convencer demasiada épica, no creo que sea tan necesario una sobrevaloración del hecho, sé que fue la primera y a la cumbre más difícil de las 14 (un 40% de las personas que suben no bajan) pero me parece un libro demasiado barroco. A ver si este año leo algo de Messner, dicen que es tan bueno escalando como escribiendo. Por último el nacidos para correr más descriptivo y que explica perfectamente la tesis de que el hombre como ser animal nació para correr y no para estar sentado en el sofá (aunque con un libro…) Explica como los tarahumaras, un tribu mexicana, están preparados para correr sin desfallecer más de 100 millas, y curiosamente nos explica como en otras culturas la caza por persistencia era una práctica habitual.

Para terminar destacar “El caballero de la armadura oxidada”,  El Principito y Juan Salvador Gaviota libros que hemos leído colectivamente en el Taller de empleo donde trabajo. Es toda una experiencia hacer una lectura colectiva. Al inicio de la actividad lectiva cada uno leía unas líneas del libro y poco a poco íbamos transitando por él de forma grupal.

Un año pobre en lecturas ¿enmendaremos la plana en 2014? Quién sabe.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s