Decálogo de la buena comunicación en la relación educativa

No sé si será porque esta tarde entreviso a JuanfraTIC, gran difusor de este blog, al que en parte estoy fallando ya que desde abril no posteo, o si en realidad hoy posteo sobre educación porque tengo algo que decir. Sí a veces me martillea ese estribillo de Manolo García que plomizamente sentencia “si lo que vas a decir no es más bello que el silencio no lo vayas a decir, que hable el mundo y calle el hombre…”

La verdad es que llevo un mes teniendo contexto de nuevo. Desde el pasado 28 de junio soy profesor en el Taller de Empleo sobre atención socioeducativa a menores de Gines. El grupo formado por nueve mujeres y un hombre es muy bueno, todas tienen una formación consodilada y sus ansias por aprender son una buena base para el desarrollo del curso.

Uno de los primeros temas que estamos viendo son las Habilidades Sociales y la dinamización grupal, aquí la presentación que utilizo por si quieres bichear:

Ayer hicimos una dinámica (hoy comparto) que pretendía analizar los bloqueos de la comunicación. Utilizamos una actividad recogida por el HASA grupo asistencial en este documento,  denominada BLOQUEO EN LA COMUNICACIÓN y que según citan aparece en la página 134 del libro “La comunicación interpersonal: ejercicios educativos”, de Fernando Jiménez Hernández-Pinzón. En nuestro caso recogimos en una misma hoja aspectos relativos a los bloqueos en la comunicación verbal y no verbal y seguimos el siguiente proceso:

A)    Cada cual en privado selecciona los números o expresiones y conductas en los que suele fallar personalmente.

B)    En pequeños grupos, comentar cuáles de estos puntos hay que tener más en consideración en una relación educativa.

C)      En gran grupo, debatir las conclusiones y seleccionar los diez principales bloqueos utilizando estrategias de consenso.

D)      Realizar un Decálogo de la buena comunicación en la relación educativa.

Resultado:

decálogo de la comunicaciónA saber:

1. No realizar observaciones rudas e inconsideradas.

2. No levantar la voz ni gritar.

3. No recordar constantemente los fracasos.

4. No mantener actitudes hostiles.

5. Ser claro y conciso.

6. No realizar acciones físicas amenazadoras.

7. Ser optimista.

8. No ser despreocupado y tener iniciativa.

9. Ser responsable.

10. Mantener la mirada.

Este es nuestro decálogo que ahora preside nuestra aula ¿y el tuyo?

Buen verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s