On the gird

El pasado lunes impartí una sesión del Máster en Educación Secundaria en la Universidad de Deusto en la que presentaba el PLE a un alumnado que en breve estará en el aula asumiendo el rol de profesor. Mi objetivo era presentar un modelo de aprendizaje a lo largo de la vida que sea complementario e incluso que contenga la formación universitaria y formal.

Diseñé una sesión con mucha práctica y esperaba que ellos tuviesen ordenadores y conexión con los que poder construir la base de su PLE. Salvo dos nadie tenía acceso a la red con lo que las cinco horas se intuían menos dinámicas. No fue así, la primera parte de la tarde sí fue un poco unidireccional, sin embargo la segunda estuvo llena de debate. Entonces se empezaron a desmontar muchos mitos y salieron a la palestra actitudes generalizadas en ellos, propias de los mejores lurkers. Esos miedos y desconfianzas que bloquean a una persona a sumergirse en la red sin complejos, fueron expuestos.
Comenté con un compañero de la red la situación y me dijo que ese tipo de charlas deben ser eso: desmitificación y “evangelización”.
En una sesión de cinco horas en la que tienes que hablar mucho más de lo que habías pensado, a veces te comportas de una forma políticamente incorrecta y sueltas perlas que no estaban en el guion. Yo llegué a confesarles que, al igual que ellos, había realizado ese máster y que podía asegurar que mi inmersión en la red aprendiendo, me había aportado más que el propio máster. “Te creemos” apuntó Juan en la primera fila. Maticé.
Existe un movimiento llamado “off the gird” que sostiene la necesidad de desconectarse de la red eléctrica. En EE.UU. hoy por hoy un millón de personas (sobre una población de 300 millones) ha optado por este estilo de vida siguiendo los pasos de Thoreau. Respeto su opción. Últimamente muchas personas se están desenchufando de la red, respetable y comprensible en parte. Pero… Lo importante es que un día estuvieron dentro y tras saturación o desencanto decidieron dejarlo, para ello primero hay que dar el paso, eso es lo que intenté que entendieran estos alumnos, les animé a conectarse, a compartir, reflexionar y aprender en red… Ya habrá tiempo de desenchufarse si se da el caso.
Aquí dejo la presentación que utilicé, en ella quise combinar el concepto PLE, el aprendizaje a lo largo de la vida y los libros, citando uno en especial “El Principito”. Lo considero el libro más “metaforable” que existe. En su día asistí a un congreso de cuidados paliativos y un pediatra lo utilizó para hablar sobre el cáncer infantil. Cuando planifiqué la charla, hice una relectura (cuántas llevaré). Capté en seguida el paralelismo entre el aprendizaje del personaje durante su viaje por su universo con el de una persona que construye su PLE.
Desconectate si lo necesitas pero si durante un tiempo has estado conectado en corriente alterna… Seguro que algún día volverás, eso sí olvídate de la corriente continua.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a On the gird

  1. ¡Me ha encantado la presentación y qué bien me viene!
    La semana que viene presentaré un curso en el CEP de Palma y la primera sesión gira en torno a los PLE y los Porfolios.
    ¡Tú presentación será uno de los enlaces que les daré para entender qué es un PLE!
    Como tú bien dices, antes de decidir vivir “desenchufados” habrá qué conocer qué es vivir “enchufados”.
    Un abrazo,
    Maru

  2. Vaya se ve interesante el seminario sobre el aprendizaje.. a ver si aprendo mas de tu blog 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s