Necesito parar, necesito pensar

http://www.ivoox.com/cuatro-monjes-tibetanos_md_1244812_1.mp3″ Ir a descargar

El cuento de la semana hace referencia a cuatro monjes que durante una semana tenían como norma no hablar y meditar.

Como los cuatro monjes del cuento yo preciso un momento de reflexión y desconexión. No me impondré la imposible condición de no hablar durante siete días, pero tendré un periodo de recogimiento mientras recorro en solitario el Camino de Santiago por la Vía de la Plata desde mi casa hasta Almendralejo. Siete días en los que me alejaré de casi todo, sobre todo de teclas y pantallas. Empiezo el próximo martes.

Necesito pensar y el camino me ayuda.

El domingo que viene no habrá cuento, estaré caminando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Necesito parar, necesito pensar

  1. Martha dijo:

    Qué envidia, sana. El camino de Santiago es una carta pendiente. Mucha paz y reflexión durante el camino!

    • gorka dijo:

      Curiosamente en la estación de Atocha volviendo de Madrid me he encontrado con una peregrina de Oregón que mañana empieza el camino. Martha te recomiendo que lo hagas y a poder ser sola. Gracias por tu comentario

  2. maru dijo:

    Espero que al menos nos envíes un twitt diario para saber cómo estás. Son solo 140 caracteres. Un besazo enorme. Maru

  3. Marcos Cadenato dijo:

    Bueno, pues para que no decaiga el ánimo, te encuentres y regreses aún más fuerte y más Gorka que nunca, ahí va -no un cuento- si no un chiste que me ha recordado tu relato tibetano.
    El abad de un convento de clausura, permite a uno de sus monjes, como recompensa y premio a sus veinte años de voto de silencio y castidad, decir sus primeras palabras. El monje solo acierta a decir: -“Comida mala”. Veinte años más tarde, nueva recompensa y de nuevo turno para poder hablar. -“Cama dura”, dice el premiado monje. De nuevo, cuando transcurren veinte años, se le permite una vez más el uso de la palabra y dice, muy serio: “-Me voy”. -“Normal”, -exclama el abad- “en todos estos años no ha hecho nada más que quejarse…” 🙂
    ¡Ánimo, Gorka, aquí te esperamos para que nos cuentes todo, todo y todo!

    • gorka dijo:

      Muy bueno el chiste. Por cierto el post del martes en Tres Tizas seguro que te gusta.
      Aún te debo un comentario al último tuyo

  4. peralias dijo:

    Pues que usted disfrute del silencio, de la naturaleza, de la caminata y de la reflexión. Un abrazo

  5. Caminar es un ejercicio filosófico. Me alegro de que compartamos estas experiencias caminantes.

    • gorka dijo:

      Caminar ordena ideas. Me reconforta Ver la vida con esa lentitud que imprimen los pasos y el ritmo de los bastones. Tengo muy buenos recuerdos del camino francés veremos ahora la plata, como se nos da.
      Tengo pendiente darte mi opinión sobre el tema Sáhara, a mi vuelta te cuento.
      Un abrazo Joselu y buen camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s