Reinventemos el periodismo

Hace dos post hacía referencia a una ponencia que realizaría en la Facultad de Psicología sobre “Ética y Política” a lo que yo añadí Poder, junto a mí Antonio López Hidalgo y Pablo García; Aurora Labio, la pata que nos faltaba en aquella mesa “redonda”, no pudo acudir finalmente. El hecho de que una persona prevista faltase, posibilitó contar con mayor tiempo para nuestras intervenciones.

Comenzó Antonio López Hidalgo por experiencia y rango le siguió Pablo García por aquello de que pertenecía al gremio en cuestión, ambos periodistas, y finalmente intervine yo que era la rara avis. A priori pensé que mi intervención sería la más crítica con los medios de comunicación pero en términos generales coincidió con las de mis compañeros ponentes. Utilizo el término compañeros porque los tres trabajamos en comunicación aunque uno sea desde la élite, el otro desde la trinchera remunerada y el tercero desde la idealización del trabajo voluntario que supone participar en una radio comunitaria. Me referí a ellos por sus nombres de pila, recuerdo que Pablo se refería a López Hidalgo como Profesor. En mi opinión allí arriba sobraban las barreras que nos impone el lenguaje y yo recalcaba los “Antonio” como si provocase la ruptura de un protocolo que nadie había impuesto.

El profesor, el más experimentado, el más “viejo” fue en parte el más crítico. Cómo estará la profesión para que el tiempo no convierta a un periodista veterano en un conservador o pretencioso mantenedor del Statu quo. Algunas de la reflexiones que Antonio López Hidalgo exgrimió giraban en torno a la necesidad de reinvención del periodismo, de su muerte en parte, así como de la falta de implicación y perversa neutralidad que el periodista traslada a su vida diaria, constató que pocos son los periodistas afiliados a partidos o sindicatos, aunque reconozcamos profesionales de la comunicación excesivamente partidistas, afortunadamente son los menos. Recordó que desde 1919 no hay una huelga de periodistas y que el poder de los anunciantes es bestial (contó una anécdota que él vivió cuando una gran empresa contrató varios anuncios durante varios meses para callar una noticia sobre la apertura de un local sin licencia de obra) Pensé “si eso que es grave, se puede decir en público la de cosas que habrá que no se pueden reconocer” (aún estoy deseando ver el famoso vídeo de Pedro J).

Dijo algo que me resulta interesante e importante recalcar:

la libertad de expresión en los medios es la libertad de expresión del medio en cuestión, no la genérica; eso hace que el periodismo esté tocado de muerte en lo ético.

Insistió varias veces en aquello de “los hechos son sagrados y las opiniones son libres” en referencia a la multitud de noticias editoralizadas que leemos en la prensa actual.

Al finalizar el acto Antonio me recomendó el libro “La defensa de Madrid” de Manuel Chaves Nogales, por su valiosa aportación al género del reportaje, que surgió como tal en torno a la década de lo sesenta (siglo XX) siendo uno de sus precursores Chaves Nogales y Truman Capote con su celebre “A sangre fría” uno de sus impulsores.

¿Será que el periodismo, el bueno, el auténtico está atrincherado como la República durante la guerra en Madrid, aguantando el embite de un bando cuya ética, moralidad y democracia se quedó en la cantina del cuartel emborrachándose de opulencia y poder?

Esperemos que esta vez no pasen.

“La defensa de Madrid” será mi lectura de mayo, la de abril es “Conquistadores de lo inútil” de Lionel Terray.

En fin una tarde muy productiva e instructiva para mí, y eso que yo iba de ponente.

Gracias de nuevo a la asociación Iniciativa Cambio Personal y Justicia Global por invitar a Radiópolis a una mesa redonda, teniendo en cuenta a los medios comunitarios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Reinventemos el periodismo

  1. Cuando tenía doce años y durante bastante tiempo tuve una vocación decidida por el periodismo. Fui director de una revista juvenil llamada Nosotros en un club parroquial. Tuve que defender la libertad de expresión ante las presiones de algunos miembros falangistas que no querían que se hablara de determinados temas. Cuando llegó el momento de elegir carrera, no había en Zaragoza facultad de periodismo y hubiera tenido que ir a otra ciudad a mis 17 años, y no pudo ser. Entiendo como vosotros que el periodismo auténtico está herido de muerte. Soy lector desde su fundación de El País y soy suscriptor, pero soy consciente de la mucha manipulación que lleva su realización. Hay una línea editorial a la que hay que plegarse y el articulista que no concuerda, ha de marcharse. Esto ha creado un grupo de profesionales tipo PRISA que son protegidos por la marca, otros son de EL MUNDO o ABC o La Gaceta, o La Vanguardia o El Periódico. Llegan a nosotros las noticias que ellos quieren que lleguen y con el tratamiento que ellos desean. El periodista es un asalariado que defiende sus habichuelas y la libertad es un bello eslogan pues se debe a la línea editorial, a los anunciantes, a una suerte de poderes fácticos que lo van modelando. No sabemos apenas nada de lo que pasa en el mundo.

    Me alegro de que la mesa fuera tan productiva. Está bien que los profesionales sean críticos y denuncien la situación de los medios.

    Un saludo.

    • Tengo la ventaja de que a nosotros en Radiópolis nadie nos dice que tenemos que decir o que no decir.
      Creo que los medios de comunicación del primer (públicos) y segundo sector (privados) deben fijarse en la autenticidad y libertad que existe en los del tercer sector (medios comunitarios). También las persona que hacemos periodismo humano o que comunicamos en radios libres, comunitarias o alternativas deberíamos fijarnos un poco más en como los periodistas asalariados tratan las noticas, en el sentido de transmitirla no en el contenido mediatizado.
      Curiosamente hace poco he empezado un espacio sobre Memoria Histórica con el Foro de la Memoria de Andalucía “Cerrando Heridas”(http://audio.urcm.net/-Cerrando-Heridas-) y a que no sabes quién es la persona que lo guioniza y produce Silvia María Áñvarez Merino (simalme). Hoy la he desvirtualizado y ella a conocido a Candela, hemos recordado cuando ella leía aquel blog que desaparecio y como también nos une tu amitad (online). Nos hemos dicho que tenemos pendiente conocerte, por eso te pido que en un año de estos te planifiques una escapada a Sevilla y echamos un buen rato.
      Un abrazo amigo:
      GRK

  2. Pingback: Objetivo lector cumplido « Complementándonos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s