#EABE11 Encuentro Atípico de Blogs Educativos


Había pensado que con la edición del vídeo de Titanic había aportado lo suficiente, pero tras la lectura de varias reflexiones a cerca del EABE me ha surgido la necesidad de escribir la mía.
He de aclarar, a algún vecino aljarafeño en especial, que aunque los dos vídeo que he editado para la ocasión, el de Hitler en el bunker de la película Der Untergang y el último de la pareja Leo-Kate  antes de que el famoso transatlántico se perdiese en la gélidas aguas del ártico parezcan tener una trama argumental asociada a la debacle y el hundimiento, nada más lejos de mi intención. El EABE flota, incluso despega como un hidroavión, aunque le falte madurez… o pasar ese duro conflicto interno adolescente que escribía alguien por ahí.
Lo cierto es, que el EABE es un 50% real, es decir, sí que es un Encuentro y por supuesto es Educativo, pero ni es Andaluz (una maestra sabia propuso pintar de colores la A del EABE, primera propuesta para el logotipo del próximo EABE12, por cierto) ni mucho menos de Blogs, cada vez más podríamos denominarlo EADETTPCE (Encuentro en Andalucía de Dispositivos Electrónicos Tipo Tablet PC  Educativos).
El pasado fin de semana pude cenar con un italo-extremeño al que no le gustan las pizzas; escuchar a una alumna navarra que se siente madrileña decir una de las frases más celebres del encuentro (“Lo que os diferencia de mis profesores es que vosotros seguis teniendo ganas de aprender”); una murciana-colombiana que desmentía ser la iniciadora de un importante movimiento educativo; una pareja de levantinos levantados en “armas” educativas para cambiar la escuela; una madrileña de Aluche con sentimiento burgalés portar una camiseta que “rezaba” “ningún ejercito defiende la paz“; un castellonense empeñado en titular uno de sus post “el bombo de la Bruni”; un gallego loco y enérgico explicando como utilizar uno de esos Dispositivos Electrónicos Tipo Tablet PC, con los alumnos de primaria; un pamplonica afincado en la ciudad condal que saltó de su asiento cuando Villa marcó el tercer gol del Barcelona; un bilbaino (sin tilde) que se olvido de sus riojas y mimetizó con la cervecita fresquita, unas irlandesas que parecía que rompían el escenario cada vez que marcaban el paso y unos irlandeses que casi nos hacen salir chamuscados… y aunque sea de la tierra de Blas Infante (y no debería entrar en este parrafo), no puedo dejar de nombrar a ese andaluz con ese arte y troío que quita en sentío que se arrancó por sevillanas.
Pero más allá de identidades regionales, nacionales o digitales allí hubo profesores no muy convencidos con la necesidad del cambio (uno por lo menos que se atrevio a hablar, valiente cuando menos); familias, yo hablé con varios padres, uno de ellos un almeriense y alguna madre y alumnado, incluso de infantil. Recuerdo a dos criaturas que aún tienen pelo a diferencia de su padre, pero cuya mirada transmite la misma inquietud por saber y conocer que la de su grandino progenitor.
El EABE es un crisol le pese a quien le pese. Aún queda mucho… y espero que la avanzadilla, vanguardia, elite o como carajo la queramos llamar se vaya diluyendo aún más dejando paso a los demás estamentos que afornadamente vamos ocupando nuestros espacios. Y digo vamos porque yo mismo me considero un caso especial, soy docente intermitente en Educación No Formal sin una plaza en ninguna escuela o instituto ni siquiera provisional, pero… En el EABE me encuentro a gusto.
Uno de los organizadores del próximo año me dijo que contaban conmigo, cuando se ha abierto la wiki aparezco como organizador, estoy integrado y no soy vanguardista. Creo que el EABE atiende bien a la diversidad y eso en sí mismo ya es cambiar la Educación, aunque no estemos infiltrados en los órganos de poder institucional. Quizás sea porque no se quiera

Recopilamos y procesamos sus datos de acuerdo con la Regulación General de Protección de Datos (GDPR) y nuestras Políticas para proporcionar nuestros servicios y permitir el correcto funcionamiento de este sitio web. Sus datos e informaciones sobre el uso de nuestro sitio se recopilan a través de cookies y/u otras herramientas, y pueden compartirse con terceros. ACEPTAR
Aviso de cookies